ROMANCE por Julián Arribas


 
Yendo para San Bartolo
tenemos nostros un río
llamado de la Gaznata
que divide los baldíos.
  La Gaznata - Valle de Iruelas - El Barraco (Ávila) por Paquito Navandri                  

Unos eran para leña
estaban llenos de pinos
que el señor Mendizábal
puso fin a su destino.
Hoy abundan los enebros
y los pastos nutrítivos,
de vez en cuando encontramos 
los olorosos tomillos
y por lo menos dos veces
cantos con multiples signos
y la cabeza de un asno
que está en el primer pico,
otras cabezas famosas
la Redonda y la Pinillo.
 Los otros para garbanzos
y también para el trigo.
Son Cagulas, Jinojuelo,
el de Cabeza Carrillo 
o baldio de Juncarejo 
su nombre mas conocido. 
Otro justo a su lado
se me quedó en el olvido.
—————————-
 Hubo un gran robledal 
del que queda algún testigo, 
también queda un madroño
entre peñas escondido, 
suya fue la salvación 
estando encima del risco. 
Desemboca en el alberche 
a la altura del Burguillo, 
las tierras que el recorre 
por su nombre las decimos. 
Se pasa de un lado a otro 
por el puente del Visillo, 
además de otros puentes 
mas modernos y mas chicos. 
———————————-
Hubo en otros tiempos 
en sus riveras molinos, 
uno junto a ese puente 
que el nombre ya se ha dicho. 
Su desaparición se debe 
a algunos de sus caprichos, 
de este rio tan corto,
original y sencillo, 
muy discreto de costumbre 
a veces enfurecido, 
buen caudal en Primavera 
y reseco en el Estio. 
 Tiene sitios con leyendas, 
una en Santo Domingo 
que una comida de bodas 
dejó al pueblo sin vecinos, 
pues cayó una salamandra 
en la caldera del guiso, 
envenenandose todos, 
salvo una, según se ha dicho.
——————————–
 Se repartieron sus tierras 
entre varios municipios, 
entre ellos El Barraco 
que se llevó un buen pellizco 
del pueblo La Torrecilla; 
del templo queda un poquito, 
las tumbas desperdigadas 
y peanas sin oficio, 
algunos restos de casas 
del pueblo ya extinguido. 
En el centro un moral 
no muy lejos del camino. 
 Y siguiendo la corriente
a la que se unen hilos 
de agua como el cristal
de arroyos entre cerrillos, 
donde aovan las bogas 
cuando se termina el frio . 
Quedan tan pocas de ellas 
que son ahora vestigio. 
Sirvanos de lección
y no hacer tal desatino 
que introducir fauna ajena 
causa grandes perjuicios.
——————————
Donde abunda el matorral 
de escaramujos y espinos
que protejen y allí crian 
a pájaros y otros bichos, 
discretos como tortugas, 
lagartos y ofidios, … 
bullangueros parlanchines 
como cantarines mirlos, 
rapaces de buen tamaño 
que patrullan con sigilo, 
culebreras, impreriales, …, 
y chicas de vuelo fijo, 
como el gracioso cernícalo 
en el aire suspendido, 
limpiandonos el campo 
de ratones y topillos, 
perdices y codornices 
son su plato favorito. 
Zancudas de patas largas 
y un afilado pico, 
las cigüeñas y las grullas 
o los herones cenizos, 
los jilgueros y palmípedas 
de colores variopintos. 
———————————
 En subsuelo las minas 
con el filón medio rico,
la mina de Maja el Buey 
en un sitio conocido. 
Y ya casi terminando 
ya me acuerdo, ya me vino 
el nombre de Arrelobos 
que es arroyo y es baldío. 
 Entre Arrelobos está 
y el cerro de tio Comino 
el vallejo del Serval 
un barranco muy distinto, 
en el bajo hace calor, 
en el alto mucho frio , 
de herrenes de pan llevar 
y contornos con estilo. 
 Dando para abajo un salto 
caemos en el Ejido, 
despoblado y pocos restos 
pero con recuerdos vivos. 
 Entre riscos y retamas 
termina su recorrido. 
 ¿De donde viene el nombre 
de este original rio? 

J A T 2011
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: