Un paseo por la Cebrera (por Julián Arribas)

aguila real LA CEBRERA
El mo
nte de la Cebrera
está al norte de El Barraco
con jaras, romeros y pinos
metidos entre los cantos,
hay enebros y carascas,
salpicado de unos prados,
fauna salvaje y doméstica
por el paraje quebrado.

oleo
Antaño fué bosque espeso,
hoy está con muchos claros,
una repoblación lenta,
lenta que va para rato.

Sobresale en la comarca
sin ser el monte más alto
desde su cumbre se ve
todo Gredos y el Pantano,
el río de la Gaznata,
la Cuerda del Camposanto,
los Baldíos, Navagrande,
los Lanillos, el Rosao,
el monte de encinas
que al Rosao está pegando,
el Cerrillo de la Nava,
otro monte destacado,
Arroyano, Las Majadas
y el arroyo de los Santos,
Las Viñas y Cruz del Cuervo
y muchos pueblos cercanos
y la capital de Ávila
con la muralla en día claro.

Entre ésta y la Cebrera
existe un amplio páramo
orgullo de ganaderos
por sus excelentes pastos
y otros lugares y sitios
que no cito por ser tantos.

Por las faldas de este monte
ahora nos relajamos
con paseos y excursiones
al espíritu animamos.
 

 

En un paseo de estos
con dos chicas a mi lado
parecen de porcelana
y son de hierro forjado,
muy hermosas de figura
y un talento muy claro
conocedoras del arte
literario o pintado,
la buena música clásica
tradicional o el teatro,
elegantes sin quererlo
aunque lleven unos trapos.

Yendo por el Chinarrero
a un pastor encontramos
con su simpático perro
allí estuvimos hablando
amena conversación
con el dueño del ganado,
el se fué para el redil,
y nosotros para el alto.

Se sube por un camino
de tramo serpenteado,
hasta el Risco de la Osa
que allí empieza a ser llano.
A su lado unas fuentes
con el agua fresca y sana
mas en la fuente del centro
una salamandra hallamos
muy de negro y amarillo
en su sitio bien mojado
al abrigo del sol
pero no de los humanos.
salamandrabuitre
Si se levanta la vista
se ven buitres planeando,
algún aguila real
que no está ahi despistado.

Oteamos el horizonte
andando de un paso vago
contemplando los paisajes
mil veces ya admirados
recordando las historias
que de niño me han contado
viendo unas ruinas
de antepasados lejanos.

Ya se avista la piscina
hacia la villa avanzamos
y sin darnos mucha cuenta
el paseo se ha acabado.
panorama desde la Cebrera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: