EL PINTOR AMABLE (por Carlokapuscinski)

Un importante pintor actual afirma que ser pintor en sus comienzos fué “diabólico” por sentirse vocacionalmente obligado a estar ocho horas inspirado, comprobar que solo lo estaba una o ninguna y resultándole esto insufrible, ponerse “al borde del suicidio”. Otro pintor coetáneo, igualmente, dice que pintar para él es angustioso: empezar un cuadro es como disputar una batalla que tiene la sensación de perder casi siempre.

(paisaje en verano)

El pintor Luis Sobrino Pérez, persona de espíritu sereno y perspicaz muy estimada en la zona de El Burguillo, no conoce de estos “tormentos”. En su pintura de colores poco saturados, casi puros, encontramos sencillez,coherencia, equilibrio y tranquilidad, demostrando así una vez más que el arte siempre es posible dentro de la tradición. Su estilo se puede definir como genuinamente realista español, como hombre que ama las cosas en su pureza natural que gusta percibir las cosas tal y como son (como la generalidad de los españoles, que poseemos esa peculiaridad artística). Podemos decir que es un sentimiento cósmico-psíquico, el goce estético con lo natural. La captación del instante, de la imagen, en la pintura de Luis Sobrino, produce en nuestra percepción una reacción subjetiva, íntima, el cuadro no termina en el lienzo.

Marina

 


De los 14 a los 18 años estudia litografía y grabado en la Escuela de Artes Gráficas de Madrid y dibujo lineal en la Escuela de Artes y Oficios de la capital igualmente,  compaginándolo con otras actividades.

EN LA DEHESA

Luis Sobrino ha asistido al Círculo de Bellas Artes de Madrid realizando apuntes del natural sobre modelos y afirma disfrutar realizando la figura humana.
Nunca ha abandonado su auténtica vocación, de hecho no cree en las vocaciones tardías, pero su actividad laboral ha sido muy distinta.


ERMITA
Entrada del pueblo
Rincón de la calle Las Matas

Su formación como pintor en las distintas técnicas (tinta, pastel, acrílicos, óleos, mixtos) se la debe a la excelente pintora y amiga Arancha Levenfeld, junto con la que ha participado en cursos monográficos al aire libre en parques y jardines de Madrid, además de otras temáticas.

(paisaje en primavera)

También ha realizado multitud de exposiciones individuales y colectivas con gran éxito de crítica y público que le proporcionan energías renovadas para la consecución de nuevas obras.


Luis Sobrino asegura encontrarse en un momento ideal de su vida entregado a su vocación, que complementa con la audición de buena música y la observación de la naturaleza.

Podemos decir con certeza que su pintura está cargada de humanidad fuera de todo patetismo y en la que no existe ningún tipo de agresividad, sordidez ó dureza, en definitiva: El arte de Luis Sobrino es un arte formal y reflexivamente amable!

Cerro Castrejón
Román
(contacto a través de la sección about carlokapuscinski ó aureo herrero.org)

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Ananda Sukarlan: “no soy un intelectual, soy un artista…”

SUKARLAN,%20ANANDA

Afamado pianísta, compositor y fundador del JCOM (Yakarta Conservatory of Music) Ananda Sukarlan conoce en 1993 a los compositores españoles que triunfaban en Holanda: David del Puerto, Jesús Rueda y posteriormente a Santiago Lanchares. Según sus palabras en una entrevista resumidas en algunos fragmentos:

“Escriben música llena de pasión, belleza y expresividad y no tan fría como otras que había interpretado y escuchado hasta entonces. Ante todo música debe ser expresiva, no para impresionar. En el caso del siglo XX, hay mucha música que sólo se basa en teorías y análisis, que son para impresionar a musicólogos y críticos, en este caso me parece bien pero no me interesa en absoluto, yo no soy un intelectual, soy un artísta, me toca el corazón la belleza y la pasión. Cómo compositor creo que una obra compuesta para un determinado intérprete siempre es mejor por dos motivos, primero porque la relación humana está presente y segundo, porque el intérprete conoce mejor su instrumento y puede sugerir cosas al compositor para mejorar y desarrollar el virtuosísmo de la pieza.

La música de hoy ya no es vanguardista que está hecha para ser revolucionaria, la música de hoy es apasionante.

Desgraciadamente en la mayoría de los conciertos se sobrevaloran la precisión digital y la velocidad, cosas que se pueden conseguir a base de horas de disciplina y trabajo duro. Pero de allí a llegar a un verdadero arte y musicalidad queda un camino largo. Un gran músico, como gran artista puede nacer en Logroño, Reykyavik o Beijing.”

Creo que estas ideas deberían conformar el espíritu de un músico de la actualidad, es necesario (vital) buscar nuevos horizontes sin tener que olvidar por esto a nuestros geniales antepasados musicales.