CONMEMORACION DEL VIGÉSIMO ANIVERSARIO DE LA ASOCIACION CULTURAL ÁUREO HERRERO (A.C.A.H.)

Cena después de un concierto A.C.A.H. (2007)

Cena después de un concierto A.C.A.H. (2007)

La Asociación Cultural Áureo Herrero celebra en este año 2015 sus 20 años de existencia y por eso afirmamos que para nosotros”veinte años si son mucho”; que han sido laboriosos y arduos pero también fascinantes y asombrosos.

Hemos actuado en este ya mítico escenario en el recuerdo un extenso plantel de músicos, conmemorando ciclo a ciclo la figura de ése gran Maestro que desveló con su infinita paciencia los secretos de la guitarra y de la música a los que tuvimos la enorme fortuna, legión por otra parte, de recibir sus intensísimas, hondas clases, y que nos hizo en definitiva fieles confidentes, sus mensajeros a través del tiempo.

Cuartetos de cuerda, tríos de viento, quintetos, rondallas, corales, bandas, piano, violín, chelo, sopranos y tenores e incluso órgano, grandes intérpretes (¡hasta un integrante de la Filarmónica de Berlín!) y noveles -pues también se brinda oportunidad a intérpretes  menos consagrados- todo ello girando en torno a la guitarra pero siguiendo la máxima de priorizar la música sobre el instrumento:

“La música es el mar, los instrumentos son sus islas”  (Andrés Segovia)

No sólo se ha atendido a la quizás erróneamente llamada música culta, sino también han tenido cabida gran diversidad de estilos musicales como el jazz, zarzuela, flamenco, copla,  canción de autor y de Sudamérica.  Áureo nunca distinguió estilos musicales sino que observó su mejor o peor calidad.

En cuanto al Curso Internacional de guitarra ha contado con eminentes profesores y sembrado fructiferas semillas entre sus participantes como es el caso del gran Roberto Morón y Sara Guerrero, entre los guitarrístas y entre los pianístas abulenses, Antonio Bernaldo de Quirós y Pablo Sáez Somoza.

A la vez se han efectuado exposiciones plásticas, conferencias, sesiones poéticas y de folclore con la participación de reputadas personalidades abulenses en estos ámbitos.

Por otra parte, es de justicia agradecer el fantástico  mecenazgo del Excmo. Ayuntamiento de El Barraco en las personas de su Alcalde José Manso, su Concejal de Cultura Carmen Lanchas, grandes melómanos y conocedores del enorme beneficio aportado a la localidad tanto en términos culturales como de muy diversa índole y, al inductor de la idea primigenia y alma mater del Festival, Joaquín Tafur, persona inasequible al desaliento, foco de atracción cultural y eterno seductor de músicos y artistas a través de sus siempre inagotables proyectos. Áureo siempre amó su pueblo y de hecho después de su increíble trayectoria musical tuvo todavía fuerzas para componer la letra y la música del bello himno oficial de El Barraco.

Haciendo balance, evocando el camino recorrido y buscando una conclusión sin dejar por ello de afrontar el futuro, pues estamos ya pronto entrando en este especial  vigésimo ciclo, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que Áureo estaría muy orgulloso de nuestro trabajo y ésa es nuestra mayor recompensa: los que asisten a nuestros conciertos quedan ya integrados en esta gran y hermosa familia, en ése lugar de unión y encuentro en el que sentimos su auténtica alma castellana, austera, humilde,  pero de una maravillosa riqueza interior.

 

Carlos Manuel Díaz García-Muñoz

Socio Fundador y Guitarrísta

Anuncios

(Recordando un concierto memorable) ROBERTO MORONN PEREZ en RECITAL desde la ESCUELA SUPERIOR DE CANTO de MADRID (4 Marzo 2011) por Carlokapuscinski





En colaboración con la Escuela Superior de Canto, la S.E.G (Sdad.Española de la Guit.) organizó el magnífico concierto del joven y brillantísimo guitarrísta Roberto Morón el pasado 4 de Marzo en la propia Sede de la mencionada Escuela en Madrid, precioso y antiguo Palacio de Bauer, diversas veces restaurado por la Comunidad de Madrid desde el año 2003 y que muestra el arte y los gustos del S.XIX.



En la primera planta se encuentra una interesante colección de fotografías de momentos memorables en lahistoria de la Escuela Superior de Canto.

                                                 

Sustituida por el salón de actos, lugar donde se celebró el concierto, la gran sala de bailes fué reformada por el Estado en 1940 tras su adquisición a la familia Bauer.

detalle lateral salon actos


El concierto suscitó gran expectación, prueba de ello fué la asistencia de un público que colmó el magnífico salón de actos.


Con los preludios nº 1, 3 y 4 de Villalobos comenzó su recital, con la concentración y claridad que nos tiene acostumbrados, con el indiscutible sello Breamniano.

.               ………………………………………..

Llegado el momento de la interpretación de las obras de Stephen Dodgson, explicó brevemente su reciente y ardua colaboración con el compositor asi cómo la interesante y profunda poética que le sugiere su música.

Tocó las piezas breves de Ode to the guitar (num.1) y que da nombre a la serie, Ragged Robin n.2) Hornets Nets n.9) y Villanelle n. 10) diez miniaturas que son la última colaboración del compositor con el pedagogo Hector Quine, para pasar a la mas extensa Merlín, obra en un movimiento en homenaje al poeta escocés Edwin Muir, de marcado carácter nostálgico, como su poema del mismo nombre y que Dodgson describe como forma de “doble rondó” y en la que dos temas contrastantes aparecen variados en la reexposición.

Terminó la primera parte del recital con el Tango María de Tárrega, muy celebrado por el público.

 

 

——– II PARTE –——-

 

Roberto Morón inició la segunda sección del recital con el Fandango variado op 16 de Dionisio Aguado volviéndo a demostrar la gran categoría del compositor madrileño gracias a su acrisolada versión.
La versión que ha llevado a replantearse nuevamente la obra al mísmisimo John Williams, una increíblemente sutil Asturias y los Rumores de la Caleta de Albéniz fueron las siguientes obras, dando muestras una vez mas de la perfecta conjunción del pensamiento musical del compositor catalán y la guitarra.

Continuaron las bonitas y animadas obras de Quintín Esquembre, Valsbrillante y Zapateado en las que agradeció a un amigo el habérselas dado a conocer y con las que terminó de “caldear” el ambiente.

 

 

 

 

 

 

 

Los estudios nums. 11 y 12 de Villalobos, que le acreditaron como ganador del premio Juliam Bream en su día, fueron las dos últimas obras interpretadas.

 

Dos preciosas propinas, Alborada de Tárrega y María Luisa de Sagreras redondearon el estupendo recital que sin duda, tras su impecable trayectoria ascendente, pone a Roberto Morón a la cabeza de los guitarrístas de su generación.

Visita el artículo del Maestro Angelo Gilardino sobre Roberto Moronn en el enlace siguiente:

https://carlokapuscinski.wordpress.com/2011/07/25/roberto-vuela-lejos-de-espana-por-angelo-gilardino-publicado-en-sei-corde/

 

…………………………………………………………………………………………………………

También puedes visitar la pagina web de Roberto y descubrir su magnífica discografía y eventos;

http://robertomoronnperez.com/